sábado, 2 de mayo de 2009

Otras "curiosidades" romanas

Siguiendo con las anécdotas/curiosidades de la sociedad romana...





En los baños públicos compartían una esponja, que estaba sumergida en un cubo con agua y sal, para compartir la limpieza de las partes nobles de... su persona.
(Como quedaría, la esponja, el cubo y la sal al final del día!)





Los romanos poseían dientes postizos realizados con marfil y sujetados con hilos de oro.
Una de las leyes de las doce tablas prohibía depositar oro en las tumbas excepto el de los dientes postizos.









Los romanos hombres y mujeres utilizaban pelucas (capillamentum) o se pintaban las zonas calvas.










Los romanos juraban decir la verdad apretándose los testículos con la mano derecha.
De esta costumbre romana procede la palabra testificar.







Los romanos distinguían tres tipos de besos: el osculum, que se da en la mejilla, entre amigos; el basium, en los labios; y el suavem, que se dan los amantes.





En el siglo IV a.C. los romanos adoptaron de los griegos la costumbre de teñirse el pelo de color amarillo rojizo con el jabón cáustico, spuma caustica o batava, que estaba hecho de sebo y cenizas.










Escipión fue el primer romano en afeitarse todos los días a navaja










Adriano fue el primer emperador que se dejó barba, costumbre considerada propia de los bárbaros.










Vitelio, emperador romano, (14-69), perfecciona el arte de vomitar introduciendo una pluma de ave en la garganta, para así provocar náuseas.










Los Vomitorium, era el lugar donde los romanos después de los banquetes que se metían entre pecho y espalda, vomitaban la comida ayudándose con una plima de pavo real para poder seguir comiendo.
(Un poco guarretes, no?)





La cerveza empezó a producirse con trigo, centeno o avena, pero finalmente se realizó con cebada. También existia la cerveza dulce que contenía dátiles o miel. Pero si te gustaba la cerveza amarga, también existía, esta contenía ajenjo. El término de cerveza deriva de Cere Vis (en honor a Ceres, diosa de los cereales).





Originarios de los Alpes, los fresones fueron descubiertos por los romanos, para quienes eran un alimento "silvestre" exclusivo de la clase noble.
Con permiso de los de Lepe.





Se supone que Nerón fue el inventor del sorbete, mandaba a sus corredores más veloces a que le trajeran nieve de las montañas que luego mezclaba con pulpa de frutas y miel.







Seguirán más curiosidades romanas...

2 comentarios:

El Señor de Monte Grande dijo...

Que diria un juez si le juramos decir la verdad a la romana?.

Un abrazo desde MG

* HADA ISOL dijo...

Durante toda la lectura me pasó a cada rato la idea de esa esponja,que asquito,sobre testificar lo había leído por ahí,así que eran bulimicos y nosotros que pensamos que esa enfermedad es nueva! las fresas que rico manjar descubrieron,realmente todo me resultó interesante,espero las próximas curiosidades romanas con ansias.Una abraçada.