domingo, 10 de mayo de 2009

La Masía

Hoy hemos estado comiendo con unos familiares y amigos en un restaurante típico.
Está ubicado en una “Masía” de una población cercana a Tarragona. No voy a hablarles del menú, que por cierto ha estado exquisito, sino del lugar: de la Masia, del Mas. Hemos hecho alguna fotografía del lugar y al llegar a casa he pensado dedicar este post a esta vivienda, que es muy típica en Cataluña.




La Masía es una construcción muy frecuente en la Cataluña, que tiene su origen en las antiguas villae romanas. Se encuentran generalmente aisladas, en zonas rurales, y además de ser un núcleo familiar eran unidades de explotación agrícola o de producción ganadera.






Se las conocía por el nombre de la familia o del propietario, en el caso de hoy: El Mas de Nin.
Aquí vemos al propietario con uno de los comensales, mostrándonos las dependencias interiores del local.




Los materiales de la construcción variaban según el lugar: piedra, fango, cal y más adelante cemento. Su fachada principal estaba orientada siempre hacia el sur.
El Sr. Nin nos muestra la escalera de acceso al piso superior y las ménsulas que soportan el arco.




La planta no solía superar los cinco metros y se cubría con vigas de madera o piedra. El tejado, de dos vertientes, horizontales a la fachada, aunque también se construian, de forma menos frecuente, techos perpendiculares. El tejado sobresalía del edificio y así protegía las paredes. Éstas eran bastante gruesas de 30 a 50 cm.
Puertas de acceso en la fachada sur.






La hornacina en la pared, pequeña capillita donde se veneraba una imagen religiosa.
Obsérvense los muros de gruesos bloques y el ventanal con sus rejas.




Una de las dependencias interiores que hoy se utilizan como comedor.
En algunas habian bóvedas de crucería para soportar los techos y la planta superior. La planta baja estaba normalmente destinada a los animales y a las tareas del campo, mientras que el piso superior era la vivienda de la familia. A veces los animales estaban en un establo separado Si había un tercer piso, se destinaba a granero (golfas).



El Mas tenía las dependencias adecuadas para ser completamente autónomo: el pozo, la cisterna, el horno, el molino, almacenes, etc. que cubrían prácticamente las necesidades de toda la familia y de los animales.




Estas viviendas se acostumbraban a “proteger” de alguna visita "non grata” (piratas, bandoleros, …) y para ello construía una torre fuerte que tenía dos usos: uno de vigilancia, para ver venir al enemigo, y otro de protección, ya que era el lugar más seguro.

En el centro de la fotografía puede verse la torre fuerte.


Visitar el Mas de Nin Masia "Les Guatlles" de Roda de Barà, para conocer los "Menjars de Masía", es una buena idea...

3 comentarios:

Cornelivs dijo...

Lindo lugar.

Ya me gustaría conocer aquello...!

Saludos.

Javier dijo...

La verdad es que por toda Cataluña se están adaptando estas masias a la época que nos está tocando vivir. Conozco algunas que como muy bien comentas las han transformado en resturantes, otras en casas de colonias, otras en museos... Así, de esta manera, tienen asegurada su permanencia temporal. Por cierto ya me comentarás dónde está ubicada para acercarme un día de estos a comer.

Un abrazo

Quidquid dijo...

Hola Javier:
La ubicación de la Masía está en la población de Roda de Bará. Junto a la antigua estación del ferrocarril. (Saliendo de Bará por la carretera que va a Bonastre), al llegar cerca de la estación se pasa por un puente bajo la via y a unos pocos metros ya se ve unas zonas de aparcamiento. Está señalizado.
Desconozco tus gustos, pero te recomiendo las "graelladas de carne, conejo a la brasa, caracoles a la "llauna" y lo que le da el nombre al restaurante "Las Guatlles" (codornices).
Relación calidad/precio, buena.(Platos de 10 a 15 €)
Bon profit!