lunes, 4 de mayo de 2009

Baalbek




La joya del Líbano










Los cananeos construyeron un templo dedicado al culto de su dios Sol, Baal, muy anterior al de Jesucristo, y de su diosa Atargatis, asimilados como Júpiter y Venus por el imperio romano.








La ciudad de Baalbek, que se fue creando alrededor del templo, todavía mantiene signos de su antiguo explendor, a pesar de las marcas que dejaron en ella los enfrentamientos, las invasiones, los terremotos y el abandono.








No se sabe con exactitud cuando fue fundada, ni por quien, pero si está claro que, después de Alejandro, los mercaderes griegos se instalaron en ella, llamándola Heliópolis (la ciudad del Sol).




Luego los romanos edificaron la mayor parte de las magníficas construcciones que la embellecen: la acrópolis, una auténtica joya, los templos dedicados a Júpiter y a Baco y el curioso templo dedicado a Venus, de forma pentagonal, colocado en un podio que reproduce una concha, el emblema fluvial de la diosa.

Baalbek, en el valle libanés de la Bekaa, es un lugar histórico, privilegiado, en el que cada edificación supera por sus dimensiones al más grande de los templos griegos y que evoca la importante encrucijada comercial que fue entre el mar Mediterráneo y Palmira.






Baalbek es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del cercano oriente, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1984.

1 comentario:

* HADA ISOL dijo...

Es imponente ,asi que es patrimonio de todos? cuando veo imagenes de templos antiguos o cuando tengo el privilegio de estar alli o en alguna ruina me gusta tocar las paredes y pensar cuantas personas las han tocado antes,y eso me hace mucha ilusión.
Me gustó este post,todos tus post me gustan porque aprendo mucho,gracias!