jueves, 21 de mayo de 2009

"La Botadura de un Barco"


Estamos familiarizados con la costumbre de romper una botella de champán en la proa de un barco en el momento de su botadura, mientras la esposa de algún personaje importante exclama: "¡Que Dios bendiga a este barco y a todos los que naveguen en él!", o alguna otra frase parecida...




En la actualidad se suele asegurar la botella con un cordón, después de un incidente que hubo, cuando a una dama de la alta sociedad le falló la puntería y... le dió con la botella a un espectador.






El origen de esta costumbre es una práctica antigua: se vertía vino tinto en la cubierta de un barco recién botado y en la superficie del mar, como libación para los dioses del mar y para pedirles disculpas por la grosera irrupción en sus dominios. Los romanos empleaban a menudo agua como símbolo de pureza, pero los griegos preferían el vino.


Se empleaba vino tinto porque era del mismo color que la sangre usada antaño en las mismas ceremonias; el cava fue reemplazando al vino porque, al ser más caro, se consideraba más adecuado para una ocasión tan solemne.
En las ceremonias de la antigüedad, un sacerdote sujetaba una antorcha en llamas en una mano y en la otra, sostenía un huevo y un pedazo de azufre; ofrecía estos objetos a la imagen de la deidad que hubiera a bordo. La ceremonia se dedicaba específicamente a esta imagen, que en los barcos griegos y romanos solía estar en la proa.




Los vikingos tenían otra costumbre que se consideraba "sagrada": en la botadura de un barco de guerra, amarraban prisioneros a los parales, de modo que al pasarles el casco por encima, la sangre de sus cuerpos aplastados por el casco corría hacia el mar, como ofrenda a los dioses. Consideraban que una dosis de sangre caliente en la quilla de un barco de guerra garantizaba el éxito.









Ua costumbre un poco "bestia", no?


El mismo sistema se empleaba frecuentemente en las botaduras de las galeras en el Mediterráneo, aunque en este caso con los esclavos...

Estos también...

2 comentarios:

Cornelivs dijo...

Interesantisimo post, amigo. Ignoraba muchos detalles que, gracias a ti, ahora conozco.

Gracias por ocmpartirlos. Un abrazo...!

* HADA ISOL dijo...

Que interesante no sabía porque se rompía la botella,ni porque iba unida a un cordón,me ha resultado interesante,lo delos Vikingos cruel,y lo de los esclavos también,disfruté aprender Lluis gracias!tengo poco tiempo amigo y extraño venir aqui ,esta noche me dí un tiempito y ha valido la pena!me voy con dos aprendizajes y mis niños tambien,les gusta les resulta curioso lo que hay aqui!gracias!