miércoles, 6 de enero de 2010

Sonrisa, fin de semana (8)


“Dividiendo los dolores ...”

La mujer con su marido fueron al hospital para tener un hijo.
Cuando llegaron, el médico les dijo que habían inventado una máquina que dividiría los dolores de parto con el padre del bebé. Les preguntó si ellos querían probar el nuevo invento, y obtuvo la aceptación de la pareja.
El médico reguló la máquina para transferir solamente un 10% del dolor para el padre, diciendo que sería suficiente, ya que siendo un hombre, no conseguiría soportar mas que eso. La mujer comenzó el trabajo de parto y el marido estaba sintiéndose perfectamente.
Entonces resolvieron aumentar a 20%, y el marido continuaba bien. El médico, intrigado, controló la presión, verificó el corazón y todo estaba normal. Así que tomó la decisión de ir a 50%.
Después de un rato, el bebé estaba casi naciendo y, como el marido continuaba bien, resolvieron transferir el dolor de parto 100% para proporcionarle a la mujer un parto sin dolor.
De esa forma, la mujer tuvo el bebé muy tranquila.
Ella y su marido estaban muy felices.

Cuando llegaron a su casa, encontraron al vecino muerto en el jardín !


*********


Once personas se aferraban a una misma cuerda que colgaba de un helicóptero, diez hombres y una mujer.
La cuerda no era lo suficientemente gruesa como para soportar el peso de todos, por lo que decidieron que una persona debía soltarse. De otro modo, todos caerían.
No lograban elegir quién sería esa persona, pero entonces la mujer, con voz firme, anunció que se ofrecía voluntariamente para soltarse de la cuerda.
Después de todo, dijo, estaba acostumbrada a relegar sus intereses propios, ya que:
Como madre siempre daba prioridad a los hijos, como esposa, anteponía los intereses de su marido a los propios, como hija se doblegaba ante su padre, como profesional permitía que sus jefes obtuvieran el crédito por sus logros.

Como mujer, dijo alzando la mirada hacia el infinito y poniéndose una mano sobre el corazón, su misión en la vida era sacrificarse por los demás, sin esperar nada a cambio.
Eufóricos de emoción y orgullo, los hombres rompieron en aplausos...

y se cayeron los muy gilipollas !!!!!

3 comentarios:

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Ja ja ja, muy buenos Luis, el segundo lo conocía, pero el primero me sorprendió mucho!
(lástima que falta tanto para el fin de semana...).
Muchos cariños!

derechofamilia-páginas libres dijo...

Como siempre muy buenos tus chistes, tu eres uno de los pocos que siempre me hacen reir, gracias por ello.
Aprovecho para desearte a ti y tu linda familia !!!FELIZ PASCUA DE REYES!!!
Con mucho cariño,
María del Carmen

Fugaz dijo...

jajajajajaaaaaaaaaaa

Con lo que me rio yo siempre, y leyendo ahora estos chistes ya no puedo aguantarme la risa, en fin!!Muy buenos!! No los conocía, la verdad.