lunes, 29 de junio de 2009

Un "Match de Foot Ball"

El futbol ha despertado desde siempre mucho interés y ha sido una fuente inagotable de noticias para los periódicos, sobre todo los deportivos.
Ya que me precio de contar con la amistad de un periodista deportivo, el señor Esteban Lob, quisiera dedicarle este post que recoge una noticia deportiva de hace 110 años...

Es una crónica de un partido entre el Català y el Barcelona disputado en 1899:



"Si el Barcelona F.C. con el inteligente campeón suizo señor Hans Gamper a la cabeza, realizó filigranas de combinación y conducción, el S.C. Català, representado no por once jugadores, sino por once héroes, se multiplicó para contrarrestar el acertado juego de sus contrarios. Era objeto de entusiasmo y admiración ver la decisión y seguridad con que estos principiantes se tiraban a la pelota que, hábilmente conducida, era pasada de una parte del campo a la otra, unas veces; otras repelida con certeros golpes al punto de partida, y devuelta nuevamente para volver a las combinaciones que tanto aliciente y entusiasmo proporcionan.

"Las cuatro gowls" o partidas que se hicieron fueron disputadísimas. El Barcelona F.C. jugó generalmente dentro del campo contrario, pues se notaba mayor cohesión en los corredores, lo cual proporcionó repetidas veces ocasión a los del S.C. Català, de repeler la pelota con brío y verificar una entrada en el campo enemigo. Por tres veces lograron los del Barcelona partida, si bien una de ellas fue protestada por el juez de límite, señor Lomba, fundándose en que la pelota había sido tocada con las manos. El S.C. Català logró una partida muy limpia durante el primer espacio de tiempo del match. Resultó sumamente grato ver, al terminar el match, las pruebas de afecto y deferencia que se cambiaron entre ambos bandos, dándose uno a otro ¡vivas! y ¡hurras! que fueron unánimamente contestados."


Mas o menos como ahora, no?



El futbol en Barcelona nació en 1899 cuando el suizo Joan Gamper fundó el club integrando jugadores barceloneses y extranjeros. Esta fue la diferencia fundamental con el otro club decano Sport Club Català que no admitía jugadores extranjeros.











En 1900 se funda el Español que en 1904 se fusionó con el Català. No está claro cuál de los tres fue el decano.









Cada uno adoptó una representatividad: El Català la de Cataluña y en la camiseta lucía su escudo; El Barcelona la Ciudad y el Español la del Estado.








En 1912, la vinculación del Español con el Estado se hizo mayor al serle concedido el título de Real, lo que le daba derecho a utilizar la corona regia.






Desde entonces la rivalidad "Culés" X "Periquitos" se mantiene al rojo vivo...

2 comentarios:

esteban lob dijo...

Agradezco enormemente, estimado amigo Luis, la gentil dedicatoria.

En verdad, al tenor de la descripción, eran tiempos de gran nobleza en el fútbol y eso que no hace mucho que se jugaba.O tal vez por lo mismo.

Sin duda, ninguno de los jugadores de entonces imaginaría que, al cabo de un siglo, uno de sus futuros colegas llegaría a valer lo que el homo sapiens no sapiens de una de tus anteriores notas.

Un abrazo austral.

El Señor de Monte Grande dijo...

Eran otras epocas.

Un abrazo desde MG