lunes, 29 de junio de 2009

Apoteosis






La Apoteosis es la ceremonia con la que en la antigüedad pagana se divinizaba a un personaje humano después de su muerte (en griego apotéosis = deificación). El ejemplo más conocido de apoteosis es la de los emperadores romanos a partir de Augusto.







Apoteosis de Claudio

En la ceremonia se depositaban los restos mortales sobre una pira especialmente preparada a la que se prendía fuego. Después se soltaba un águila, símbolo del alma del emperador que había ascendido al cielo. Y así como el águila representaba el alma del muerto, la pira se hallaba vinculada a la idea de la inmortalidad que creían conseguir mediante la incineración.


En el campo del arte, en especial en la pintura, el tema de la apoteosis se ha cultivado mucho, sobre todo a partir del Renacimiento y en la época barroca. Algunos pintores modernos también han representado este asunto.






Apoteosis de Santo Tomás, Zurbarán























Apoteosis de Homero, Ingres




Apoteosis de los héroes franceses caidos en la Guerra de Liberación




Apoteosis de un emperador. Abajo, el carro fúnebre con la efigie; arriba, los genios del Sueño y la Muerte llevan al emperador al cielo.

























Apoteosis de Antonino Pio y de su esposa Faustina. Relieve que figura en la base de la Columna Antonina, erigida en el año 161 y que actualmente se conserva en el Vaticano. En ella vemos a la pareja imperial elevándose hacia el cielo sobre las alas de un genio; en la parte inferior, una mujer sentada personifica a Roma y un joven representa al Campo de Marte.





En términos teatrales se da asimismo el nombre a ciertos decorados con gran vistosidad y muy aparatosos que sirven para la escena final de determinadas obras y, por extensión, a la misma escena final desarrollada en ese decorado.

2 comentarios:

lili laranjo dijo...

Lindo tui blog..
Me encantó
um besito

Cornelivs dijo...

Guauu, me gustó mucho.

Un abrazo.