sábado, 27 de junio de 2009

La Semana








La semana es el espacio de tiempo cuya duración es de siete días.









La medida del tiempo por semanas es probablemente de origen caldeo, y se encuentra en el II milenio a.C. entre los babilonios, los egipcios, los persas y los chinos; los israelitas la adoptaron en recuerdo de la narración bíblica del Génesis, según la cual el mundo fue creado en siete días. Es casi seguro que se deriva de los cultos y tradiciones, comunes a todos los pueblos de la antiguedad, ligados al mes lunar y a las observaciones de las fases de la luna.



La semana permaneció ignorada por griegos y romanos hasta la época de Teodosio el Grande (347-395); con anterioridad los griegos subdividían su calendario en décadas y los romanos en calendas, nonas e idus.








El cristianismo, al divulgar la semana por todo el imperio romano y entre los pueblos sometidos a él, universalizó su uso. Los árabes copiaron la semana de los hebreos y, probablemente, con los mususlmanes penetró en la India.
















A través de la civilización occidental la semana se introdujo en el Japón, donde los nombres de los días provenían de los de los cuerpos celestes. Los siete días tuvieron distinta denominación entre los diversos pueblos primitivos, aunque conservaron casi siempre su atribución a divinidades.




El origen de los nombres actuales se remonta al período helénico, y esta ligado a las concepciones del sistema de Tolomeo que consideraba constituído el universo en siete esferas celestes (Sol, Luna, Marte, Mercurio, Júpiter, Venus y Saturno) que giraban alrededor de la Tierra.





Los nombres de los días:
El domingo, dies Solis, día del Sol para los paganos, día del Señor para la liturgia cristiana.
El lunes, dies Lunae, día de la Luna, es la feria secunda de la liturgia católica.
El martes, dies Martis, día de Marte, feria tertia.
El miércoles, dies Mercurii, día de Mercurio, feria quarta.
El jueves, dies Iovis, día de Júpiter, feria quinta.
El viernes, dies Veneris, día de Venus, feria sexta.
El sábado, dies Saturni, día de Saturno, sabbato para la liturgia cristiana, deriva del vocablo hebreo sabbath = reposo; entre los hebreos es el séptimo día de la semana y está dedicado al descanso.
En el uso civil actual de casi todos los pueblos el último día de la semana es el domingo, destinado al descanso y al culto religioso.
El último invento semanal fue la "Semana Inglesa" y actualmente los "puentes" y en ocasiones los "acueductos"...

3 comentarios:

Cornelivs dijo...

Pues hoy, sabado, te deseo un muy feliz fin de semana, amigo.

Un abrazo.

Prof. Israel Lima dijo...

Espacio Jamil!
Felicitaciones.
Tengo excelentes final para la semana.
Mutilaron.

Anónimo dijo...

M´ha agradat molt, com sempre, la teva exposició didàctica referent a l´escriptura rúnica, em recorden els ideogrames xinesos. Respecte a la divisió del temps en setmanes, aquí a casa nostra,tenim el cap de setmana que és un bon invent.Salutacions molt cordials
Carlos