jueves, 18 de junio de 2009

El Drago de Icod de los Vinos


Hay árboles que llaman la atención por su longevidad, otros por su forma, otros por su tamaño. El drago de Canarias (Dracaena draco) asombra por todo esto y mucho más. Este fósil viviente es, con todo merecimiento, uno de los símbolos de las Islas Canarias y constituye uno de los tesoros de la flora española.








Su linfa roja, conocida como sangre de drago, fue apreciada por los antiguos romanos, que la empleaban como colorante y panacea para todos los males. El interés por la sangre del drago se acentuó a lo largo de los siglos y por todo el continente europeo. Los usos eran tan dispares que, incluso, se barnizaban con esta savia los metales para protegerlos de la oxidación.



En la actualidad, los escasos dragos que quedan en estado salvaje están protegidos del vampirismo humano. El explorador y naturalista Humboldt se interesó, a finales del siglo XVIII, por el drago de los jardines de La Orotava, un gigante que al parecer, media 25 metros de altura y 23 de perímetro. Desgraciadamente, fue derribado por el viento en 1867.



En la actualidad, el mayor y más famoso drago se encuentra en Icos de los Vinos (Tenerife). Mide 17 metros de alto y 20 de perímetro en la base y se le calcula un peso de 150 toneladas, sin contar las raíces. La edad ha sido muy discutida, pero estimaciones recientes creen que no pasa de 800-1000 años.
Un viaje a Tenerife, justifica la visita...

4 comentarios:

* HADA ISOL dijo...

Que bonito es! amplié la foto y me ha parecido un árbol muy bello! su copa es especial,y su tronco es precioso! gracias por mostrarmelo Luis!
una abraçada!

Alí Reyes H. dijo...

La foto al lado de la palmera, està muy buena, debido a la comparaciòm

Adrian dijo...

Que bonitas las fotos y las historias que nos has contado del Drago. Yo las fotos que hice las colgué en
Fotos del Drago Milenario, donde las suben también muchos turistas para que todos disfrutemos y viajemos desde casa viendo las fotos. saludos

Jan Puerta dijo...

La naturaleza es única.
Excelente muestra.
Un abrazo