lunes, 13 de julio de 2009

Los esposos Arnolfini

El "Retrato de los esposos Arnolfini" es una de las obras maestras del pintor flamenco Van Eyck.
Está considerada como una verdadera joya iconográfica y es de las composiciones profanas de este autor, la única que ha llegado hasta nosotros.
Representa la ceremonia matrimonial de Giovanni Arnolfini y Giovanna Cenami según el derecho canónigo, que fue aplicado hasta el Concilio de Trento: el Sacramento no es dispensado por el pastor, sino por los mismos interesados.

En el dormitorio, bañado por una luz envolvente, todo resulta simbólico: la vela encendida de la araña representa el misterio de que Cristo todo lo ve; el espejo impecable, speculum sine macula, es el símbolo de la pureza de la Virgen; las frutas del alféizar de la ventana evocan el estado inmaculado que precede al pecado, y el perro es una clara alusión a la fidelidad.

La futura señora, parece embarazada, no?


La ausencia de testigo no es más que aparente. En efecto, la firma, Johannes de Eyck fuit hic, (Jean Van Eyck estuvo aquí) labrada en 1434 en la caligrafía gótica de un acto oficial, viene a decir con suficiente evidencia que el testigo no es otro que el mismo pintor.


A éste se le puede adivinar también, acompañado de otra persona, en el espejo convexo que refleja, además de la espalda de los esposos, la parte invisible de la estancia.
Esta obra está expuesta actualmente en la National Gallery de Londres.

3 comentarios:

Cornelivs dijo...

Interesante...! Me ha gustado.
Un abrazo

teka dijo...

es una de mis obras preferidas,ya antes de comenzar la carrera de historia del arte sentía un atractivo especial!!!

Anónimo dijo...

Me gusto tanto que les he inculcadoa mis alumnos de secundaria, el gusto por el arte!! felicidades por el blog