sábado, 4 de julio de 2009

Del vino... al cava

¿Cómo se pasa del vino al cava?

En Cataluña esta operación se realiza con mucha frecuencia y precisión desde hace muchos, muchos años...


La definición de cava es según el diccionario, el paso de un tranquilo vino cuando se le somete a una segunda fermentación, en un lento y laboriosos proceso.








Las etapas del proceso son las siguientes:




1) Las bodegas parten de vinos elaborados con las variedades permitidas por el Consejo Regulador del Cava, en general xarel-lo, parellada y macabeu. Hacen el "cupatge" (mezcla) de las tres variedades y colocan el vino en una botella de cava, añadiéndole azúcar y levadura.






2) Se cierra la botella con una placa y se coloca inclinada en un soporte adecuado. En unos veinte días las levaduras se expanden hasta que no queda azúcar y se quedan en la parte ancha de la botella. Se produce la segunda fermentación. El antiguo vino ya se ha convertido en un vino espumoso, pero todavía no es un cava, porque le falta la crianza, que ha de ser de un mínimo de nueve meses.





3) Después de la crianza, falta el aclarado: es necesario poner la botella en un pupitre, en posición diagonal. Durante veinte días más, la botella se ha de mover para que el poso se desplace hacia el cuello de la botella.








4) Cuando el poso ya esté en en cuello, las botellas se habrán de llevar a la sala de descorche, donde se pondrán dentro de un recipiente con agua anticongelante. El objetivo es que el poso del cuello se conserve en un tapón de hielo, de forma que cuando se saque, salga todo entero.





5) Sólo falta colocar el tapón, el bozal y etiquetar la botella.


...y la última...
Un brindis, para todos !!!

2 comentarios:

Cornelivs dijo...

Vino, sidra y cava: tres bebidas extraordinarias.

Un cordial saludo.

Jesús y Maria Angeles dijo...

Chin chin un brindis por unas vacaciones felices y relalajas