jueves, 27 de agosto de 2009

El Caballero de la Mano en el Pecho

Es el más famoso de los retratos que hizo Domenicos Theotocópulos, conocido universalmente como «El Greco». No se sabe exactamente cuando lo pintó, se supone que fue alrededor de 1580 y también es dudoso el personaje representado. Podría ser un caballero toledano llamado Juan de Oliva o Juan de Silva, marques de Montemayor que era el notario mayor de Toledo, e incluso podría tratarse de Miguel de Cervantes Saavedra.

La condición de caballero se indica con la espada, la semioculta medalla, la mano como si estuviese prestando juramento y el aspecto sereno de su rostro, en el que destaca la penetrante y melancólica mirada.
El resplandor que rodea su cabeza, como una aureola, los pequeños puntos luminosos de las pupilas, la asimetría en el arranque del pelo y la línea zigzagueante que va desde la cabeza a la espalda contribuyen a atraer la mirada del espectador.
La caída violenta de su hombro izquierdo acentúa la asimetría del retrato, suponiéndose que quizás le falte el brazo izquierdo.
Se ha de destacar el valor lumínico de los blancos en puños y gola que atraen la atención.



Manuel Machado dedicó un poema a esta pintura:
"Este desconocido es un cristiano
de serio porte y negra vestidura,

donde brilla no más la empuñadura,
de su admirable estoque toledano"
En la visita al Museo del Prado, hay que detenerse ante esta obra maestra!

7 comentarios:

esteban lob dijo...

Por deformacion profesional, me imaginaba a un futbolista con la mano en el pecho mientras entonan el himno nacional.
Que me perdonen El Greco y el "Quidquid".

Gabriela dijo...

Esos misterios que nunca podrán ser resueltos me fascinan. Como la identidad de este pulcro caballero.
Supongo que el Greco y QuidQuid te perdonan, Esteban. La deformación profesional nos persigue a todos.
Saludos.

Cornelivs dijo...

Inmoratal cuadro de El Greco.

Saludos

Quidquid dijo...

Hola Esteban:
Yo te perdono... El Greco, no lo sé... se lo preguntaré.
Como dice Graciela:
Todos tenemos muchas deformaciones, pero a veces es mejor olvidarlas, ¿no crees?
Recibir un cordial saludo
Luis

Isabel Estercita Lew dijo...

Luis, yo ni me acordaba, si es que lo sabía que el nombre de El Greco era Domenicos Theotocópulos, menos mal que eligió un seudónimo...
Gracias por compartir tanta cultura

Besos

Estercita

Javier dijo...

YYo a veces no soy el caballero de la mano en el pecho, soy el hombre de la mano en el corazón. A ver si tengo suerte y alguien me inmortaliza.

Buena entrada.

Un abrazo

Tia Lelé dijo...

Hola Luis.
Tanta cultura me ha dejado apabullada ya que, muchas veces, con el devenir de la vida uno cruza por delante de una obra ya sea, una pintura o una escultura, sin detenerse a observar los detalles y tu clase de hoy me ha dejado así... como te dije.
UN abezo, amigo mío.-