miércoles, 24 de febrero de 2010

"Ladrillos de parto"


Estamos en el Antiguo Egipto...

Frecuentemente, las mujeres que daban a luz en cuclillas utilizaban dos ladrillos para apoyar los pies. Se creía que estos ladrillos, llamados ladrillos de parto, determinaban el destino.







Según el papiro Rhind, Tot gravaba en ellos el momento de la muerte.












La piedra del nacimiento estaba personificada por la diosa Meshenet.







Ella hacia el ka del niño mientras este estaba todavía en el seno de la madre y, al nacer, anunciaba su destino.








En el círculo de los dioses de Abido aparecen cuatro Meshenet, servidoras de Isis.
Aparte de las representaciones antropomorfas, se mostraba también a la diosa en forma de ladrillo de parto, al que se le añadía una cabeza femenina.



¿Cómo debía ser una diosa en forma de ladrillo...?

6 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Interesante lo que has compartido.

Que predicción especial.

Cariños

Ulysses dijo...

muy interesante, da gusto aprender así


Saludos

Edgardo dijo...

Realmente interesante y algo que vale la pena aprender.

No hay forma de determinar el futuro, pero el futuro que tenemos es fácil de adivinar, todo está arreglado, todo tiene dueño, todo está controlado, por el Ra, por Dios, por el Emperador, por los Reyes, por los Presidentes, por los Dictadores.

Cada uno de nosotros tenemos el poder y el deber de hacer algo con nuestras vidas. Más allá de los ladrillos de parto, de los ladrillos que nos parten en la cabeza, “del ladrillo en la pared” para lo que nos educan.

Un saludo y de verdad tienes un blog más que interesante.

HologramaBlanco

esteban lob dijo...

Hola Luis:

En todo caso, el sistema de los ladrillos era más económico que el de precios desorbitados que cobran algunas maternidades... al menos en Chile.

Saludos.

Cornelivs dijo...

Magnifico siempre el aprender cosas nuevas.

Un abrazo.

Rud dijo...

¡Hola, Luis!
Siempre me parece muy interesante todo lo que escribes. Tanto las culturas antiguas como las modernas han tenido rituales o cábalas que por lo general marca la vida de los crédulos.
Imagínate qué estrés tratar de vivir la vida tratando de esquivar lo que otros llaman "destino". ¿Cómo debía ser una diosa en forma de ladrillo?
Pues muy fea, hombre. Hasta su mente sería cuadrada, jaja. Cordiales saludos