sábado, 12 de septiembre de 2009

Los "Bonsáis" de mi amiga Laura


Después del almuerzo, habíamos comido una suculenta paella, fue cuando decidimos salir al jardín a tomar tranquilamente el café.
Entre sorbo y sorbo de la deliciosa droga cafeínica, observo de pronto que en el centro de un pequeño parterre hay un arbolito pequeño...(?)
Me aproximo para verlo con mayor detalle y veo que se trata de una "higuera", una pequeñita higuera con su tronco retorcido y sus hojas con un verde precioso.


Ya conocía la afición de Laura por coleccionar Bonsáis, pero nunca había tenido ocasión de fotografiar alguno de sus ejemplares.






Olivos, pinos, árboles frutales, arces, olmos, azaleas, enebros, etc., toda una serie de vegetales que el arte del Bonsái, convierte en miniaturas muy decorativas.










Encuentro la definición de Bonsái:
Bonsai es una palabra japonesa que significa literalmente bon = bandeja + sai = naturaleza (aunque etimológicamente procede del término chino, penjing o penzai, que significa pén = bandeja + zāi = cultivar) y consiste en el arte de cultivar árboles y plantas, reduciendo su tamaño mediante técnicas, como el trasplante, la poda, el alambrado, el pinzado, etc., y modelando su forma para crear un estilo que nos recuerde una escena de la naturaleza.
A mi me parece que es hacerles un poco la "pascua" a los pobrecitos árboles al no dejarlos crecer tranquilamente en paz...









Fue en China donde se originó esta costumbre hace más de dos mil años. Fueron los monjes taoístas quienes realizaban este arte como objeto de culto. Para ellos era el símbolo de la eternidad, porque el árbol representaba el puente entre lo divino y lo humano, entre el cielo y la tierra.


















Según la tradición, quienes conservaban en un pequeño recipiente un árbol, se aseguraban la eternidad. Los monjes colocaban en las escaleras de los templos estos arbolitos en pequeñas macetas.






























Gracias Laura, por permitirme mostrar parte de tu colección.
Quienes no cultivamos Bonsáis... somos finitos!

4 comentarios:

Franziska dijo...

¡Qué interesante colección! Por favor, felicítala en mi nombre. Es muy difícil mantener plantas que necesitan crecer -lo mínimo pero crecen- muy alejados de las condiciones climáticas idóneas. Les dedicará mucho tiempo y atención y, además, conocimientos.

Y a tí también hay que valorarte el trabajo y esmero con que preparas tus páginas.

Abuela Ciber dijo...

Por suerte no pretendo la eternidad, la tristeza que me embarga al estar junto a un bonsai hace que me den mucho pero mucho pesar.

Preciosas imágenes y los conocimientos que nos has brindado.
Un placer llegarse hasta acá.

Cariños

Ricardo Tribin dijo...

Mi muy estimado Luis.

Bosais...paella, que gran combinacion.

Haz hecho un recuento magnifico.

Fuerte abrazo

Lao dijo...

Son hermosas. Reflejan el poder del hombre sobre la naturaleza o como ésta lo atrapa al hombre? Muchos saludos.