lunes, 13 de junio de 2011

Don Mateo, peluquero...




Un hombre asoma la cabeza en la peluquería de Don Mateo y le pregunta:

-¡Peluquero! ¿Cuánto tiempo le falta para que me pueda cortar el pelo?

Don Mateo mira a su alrededor, y viendo la peluquería llena, le dice:

-Como dos horas.

Y el hombre se va.

Unos días más tarde el mismo hombre vuelve a la peluquería, y desde la puerta pregunta:

-Cuánto tiempo le falta para que me pueda hacer un corte de pelo?

Don Mateo, mira y le dice:

-Tal como está hoy de clientes, como unas tres horas.

Y el hombre se va.

El peluquero llama a su aprendiz y le dice:

-Oye, Manolo ven acá... mira me sigues disimuladamente a ese señor que acaba de salir y averigua a ver donde va. Lleva varias semanas que viene, pregunta en cuanto tiempo puedo cortarle el pelo, y después nunca regresa. Cuando veas adonde ha ido vuelves rápidamente y me lo dices.

Un rato después regresa Manolo riéndose histéricamente...

Don Mateo le pregunta:

-Manolo, ¿Adónde fue el hombre, después de pasar por aquí?

El aprendiz con lágrimas en los ojos de tanto reirse, le dice:

¡¡¡ A tu casa !!!

4 comentarios:

Gabriela dijo...

¡PLOP!

derechoyfamilia-páginas libres dijo...

JAJAJAJA, !Muy bueno!, me inmginaba al hombre con el pelo hasta la cintura de tanto esperar, y el feliz con la espra, jaja.
Cariños,
Maricarmen

Lao dijo...

¿ese hombre vive en tu casa? Acá decimos "En casa de herrero cuchillo de palo".Quiere decir por ejemplo, que el vidriero nunca cambia los vidrios de su propia ventana.No sé si habré interpretado bien tu buen chiste. UN ABRAZO

Hada Isol ♥ dijo...

Ja jajajajajajaja!!!!!!!!!! con razón tanto interés en saber!!! que risa me ha dado este chiste! que tengas buen fin de semana Lluis!