sábado, 25 de septiembre de 2010

Capricho peligroso...





Plutón había raptado a Proserpina...

después la hizo su esposa...



pero un día, tuvo un capricho peligroso, mientras observaba un grupo de ninfas...

Entre ellas había una que le llamó poderosamente la atención, se llamaba Menta.

Proserpina, muy enfadada y celosa, transformó a la pobre ninfa en la planta que hoy lleva su nombre...

Gracias al capricho, hoy podemos disfrutar de una de las plantas más perfumadas de nuestra flora.

8 comentarios:

Isabel Estercita Lew dijo...

Hola Luis, casualmente ayer planté entre otras, una menta, y ahora que sé que antes fue ninfa, la miraré con otros ojos!

Besos

Estercita

Abuela Ciber dijo...

Que ricos tecitos tomo!!!!!

Y pensar que son de ninfa!!!!!

Cariños y buen fin de semana!!!

Gabriela dijo...

Chocolates rellenos con menta... ¡qué rico!

Marina-Emer dijo...

precioso tu relato ..es una bella historia ...gracias por dejarte ver por mi blog como tu casa que desde años lo es Luis...deseo que esteis bien y bhos colmo de besos
Marina

Cornelivs dijo...

La mitologia clasica es todo un lujo, amigo.

La menta...un placer...!

Un abrazo.

JAVIER AKERMAN dijo...

¡Bendito capricho! ¡Exquisito capricho!
La menta es una bendición...
Un cordial saludo, amigo Luis.

Elba dijo...

Hola Luis , muy bella la historia y muy rica la menta...saaludito

esteban lob dijo...

Hola Luis:
...pero Menta sobrevivió aromática y gustadoramente a los siglos de los siglos. Amén.

(Off Topic:
Hoy
AÚPA AUXERRE¡¡¡¡¡¡¡