jueves, 24 de diciembre de 2009

Un buen consejo...



Hay personas que consideran hoy en día que pegarle una bofetada a un niño no es lo más apropiado.


Un amigo ha probado otro método para controlar a su hijos cuando tiene "uno de esos días" y que le resulta muy efectivo: es simplemente llevar al niño a dar una vuelta en coche.
Durante el rato que dure la vuelta, no hablan y le deja tiempo para que reflexione sobre su comportamiento. Será por las suaves vibraciones del vehículo mientras se desplaza, o simplemente el hecho de que el niño se aleja por un rato de las distracciones habituales: tele, videojuegos, ordenador, etc. El caso es que su hijo, después de la vuelta en coche, está muchísimo más tranquilos.
Cree que el contacto visual que tienen durante todo el tiempo es lo que realmente consigue estos resultados tan buenos.

Aquí nos adjunta una de las fotos que hizo durante una de estas sesiones, por si quereis imitar la técnica.
Método muy útil tambien con sobrinos, primos y nietos!

8 comentarios:

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Que manera de reirme Luis!
Definitivamente tu blog tendría que ser premiado con "El premio al blog de las carcajadas" (existirá?).
Cariños!

MNB dijo...

¡MUCHAS FELICIDADES!

ABRAZOS.

Chela dijo...

¡QUe bueno!. Todos los métodos son buenos si se consigue el resultado deseado, ja,ja,ja.
Mis mejores deseos para esta Navidad y espero que tengan un feliz Año 2010 lleno de suerte.

Con afecto.

Alí Reyes H. dijo...

(risas)...Hay que ver que ustedes inventan

Gabriela dijo...

Simplemente... no me lo esperaba. Muy gracioso de verdad.

Lao dijo...

cON EL AMOR SE PUEDE TODO
QUE TENGAS PAZ! FELIZ NAVIDAD!

JESUS y ENCARNA dijo...

Bon dia Quid, mientras leia y no habia llegado a la fotico, me parecio un buen sistema, pues hacia al niño, dentro del coche y sentado en la parte trasera, viendo pasar el paisaje, y en ese trajin... su meditacion. jajaja.
Pero al llegar a la fotico de marras, me he quedado pasmado.
En fin, supongo que la velocidad seria de 10 KM.p/h, de lo contario lo considero un tanto arriesgado y poco meditante, sobre todo para el niño.
Te deseamos un buen final de año y salud para afrontar el que viene.
Abrazos.
Jesus y Encarna

Fugaz dijo...

Me lo habían mandado hace tiempo por mail, y me reí que ni te imaginas; evidentemente es un decir y es lo que menos espera una al llegar al final del mensaje, pero al ver la foto es que te imaginas la escena y desde luego la relajación del niño en cuanto le dejas bajar, vamos!! como para llevarte la contraria... jajajaja
Aunque esperemos no sean muchos quienes tomen ejemplo, todo sea dicho....