sábado, 3 de octubre de 2009

La extracción de la piedra de la locura



"Meester snyt die keye ras. Myne name is lubbert das"

(Maestro, quítame pronto esta piedra. Mi nombre es tímido)
Esta es la inscripción escrita en caracteres góticos que podemos leer en una de las más famosas obras de Hyeronymus Bosch, pintor flamenco más conocido en España como El Bosco.



Basándose en esta inscripción, todos los críticos interpretan la escena como una burla a la medicina profana y a la superstición de que la locura se podía curar mediante una operación en la que se sacaba una piedra de la cabeza.
Fraenger es el primero que habla de que el tema representado es la castración. El doctor Rof Carvallo, en un estudio sobre la interpretación de Fraenger, la apoya porque "en la Edad Media este afán de castración se ha representado a menudo en forma epidémica, como práctica requerida para el ingreso en determinadas sectas religiosas. Su finalidad aparente era la de obtener una cierta ascesis eliminando del cuerpo lo que puede ser fuente de pasión y desvarío"




En esta obra, El Bosco hace una clara denuncia de la ignorancia y de las creencias populares y supersticiosas de aquella época:

El paciente tiene una bolsa que está atravesada por un puñal: con significado de que es estafado.
El cirujano con una bolsa de dinero: que se enriquece engañando a los necios.
El embudo que lleva del revés: indica que recibe, sin dar nada a cambio.
El fraile, cómplice del engaño: participa de las falsas creencias y temores a cambio de obtener también beneficios.
La monja, con un libro cerrado: simboliza la incultura y también lleva su bolsa de dinero.
Los personajes del cuadro, ¿de qué época son?

8 comentarios:

JAVIER AKERMAN dijo...

Estimado Luís:
¿Que diferencia existe con la época actual? Las industrias farmacéuticas aprovechando la ignorancia del vulgo para vender sus productos a través del miedo a la enfermedad, donde surgen "nuevas enfermedades" que deben ser tratadas con "exitosos" medicamentos... muy lucrativos.
Feliz domingo y un abrazo.

Isabel Estercita Lew dijo...

Luis, pero que actual es el Bosco, y yo que pensaba que los médicos de antes eran dedicados y honestos...

Gracias nuevamente por compartir
Que pases un hermoso domingo

Estercita

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Javier Akerman me ha sacado las palabras de la boca (en realidad del teclado!)...
Cariños Luis! Muy interesante como siempre!

derechofamilia-páginas libres dijo...

Luis, muy interesante tu relato, el famoso pintor flamenco demustra claramente como eran los personajes de esa época, ignorantes, supersticiosos, llenos de avaricia, realmente es una burla a la medicina y a las costumbres de esa época, aunque en pleno siglo XXI, algunos creen en brujos, hechisos y chamanes, como en muchos pueblos del Perú. La ignorancia y las superticiones no sólo pertenecen a épocas antigúas.

!FELIZ DOMINGO!, querido amigo

carmen dijo...

Gracias Luis, por lo que compartes!

Los comentarios de tus seguidores, no tienen desperdicio...

El Bosco es un adelantado de su época, el paralelismo del tema con la situación actual, como te dice Akerman, es para reflexionar.

El poder de la industria farmacéutica, como hemos visto estos días con la gripe A es enorme.

Aprendí mucho de tu mano, un saludo!

salvadorpliego dijo...

Realmente interesante. Gracias por compartir estos conocimientos.

Saludos.

Cornelivs dijo...

Interesante...no sabia nada de este tema...!

Gracias por compartir, amigo.

Un abrazo.

Gabriela dijo...

Nunca me había detenido a ver los detalles del cuadro. ¡Qué fina ironía!