domingo, 29 de marzo de 2009

CARNETS DE BAILE


-Señorita, sería para mí un gran placer que se dignase reservarme el Valse…
-Lo siento mucho, caballero… pero el Valse ya lo tengo comprometido.
-¿Y el Schotiche?
-El Schotiche, también… sólo me quedan libres la Polka y la Redova.
-Le ruego tenga la gentileza de reservarme entonces la Polka.
La joven abre su bolso y cogiendo el Carnet de Baile con sumo cuidado, pregunta al joven:
-Me da Vd. su nombre, por favor.
-Soy Ricardo-Enrique, el heredero de los marqueses de Olmo Alto del Encinar…
La sobrina de Subías de las Lomas Altas, anota el nombre del joven y coquetea con una leve sonrisa, mientras guarda el lápiz en su funda.
Ricardo-Enrique, con una leve reverencia, se retira hasta donde están sus amigos y, tomándose un ponche de frutas, celebra su éxito.










Esta historieta ficticia, me sirve para presentaros una pequeña muestra de la colección de Carnets de Baile de principios del siglo XX, que son propiedad de don Tomás T. y D. y que me fueron amablemente cedidos para esta publicación.



















En éste que es de nácar, podemos ver en las diferentes hojas ya impreso, el nombre de cada uno de los bailes y de esta forma la dama sólo tenía que escribir el nombre del agraciado bailarín.














7 comentarios:

Anónimo dijo...

PRECIOSO

esteban lob dijo...

Que tiempos.
Hoy parece fantasía, pero-claro- era costumbre señorial y "obligatoria".

Saludos.

Javier dijo...

Me alegra el descubrirte.
Nos seguimos viendo.

Un abrazo

CANTO EN FLOR dijo...

A mi me habría re-encantado vivir disfrutar esta bella época; aunque creo jamás habría podido bailar, pues creo que me dieron dos pies izquierdos!
Muy lindas tarjetas, un gran lujo mirarlas, un saludo para los amigos que te las facilitaron,
Te saludo con cariño!

Marina-Emer dijo...

Buenos días y "Bingooooo"¡¡¡que blog más bonito!!! Luis no sabes la alegría que he tenido al ver una carita vueva en mis comentarios y comprobar que eres tú.
Además me ha gustado mucho el texto del post, muy simpático y muy agradable pera leer,te felicito y bien-venido a este mundo de los bloggeros.
Un beso.
Marina "M.@.RIN.@"

María Angélica dijo...

Que increible!!!!
Eran tiempos sublimes y de mucho señorío... me encantó tu nota.
Saludos desde el sur de Chile.

Waipu Joan dijo...

història de la bona!