jueves, 26 de marzo de 2009

LA CALÇOTADA


Originaria de la población de Valls “La Calçotada” es una comida típica de la región catalana, que en las últimas décadas se ha extendido y popularizado por toda la comunidad durante el invierno y comienzos de la primavera.
Los calçots, son los brotes que crecen de la cebolla Allium cepa (cebolla Blanca Tardana de Lérida) y, a medida que van creciendo, se van cubriendo de tierra, en una operación llamada “calçar la terra”, que hará que se consigan unos tallos blancos de entre 20 y 25 cm. de longitud aptos ya para el consumo. Después estos tallos se colocarán sobre brasas de sarmientos hasta que la parte exterior se calcine, dejando el interior tierno y cremoso. Se comen aderezados con una salsa especial, la salvitxada, que es muy parecida a la salsa romesco. En las brasas también se asan carnes y embutidos acompañados de verduras como complemento del segundo plato. Se sirven en tejas de barro o empaquetados en papel de periódico para que se conserven calientes. Para comerlos hay que colocarse un enorme “pitet” (babero) pues es muy fácil condecorarse… Se acostumbran a acompañar con un buen cava y un vino de la zona para el segundo plato, sobretodo si se ha escogido la “botifarra amb mongetes”(butifarra con judias).





Se atribuye su descubrimiento a un campesino de finales del siglo XIX de la zona de Valls, llamado Xat de Banigues, que por descuido, mientras preparaba a la brasa unas "cebollas" se le quemaron todas por la parte exterior y, en lugar de tirarlas, sacó la parte exterior y encontró muy tierno y sabroso el interior…















Los compañeros del “Curs de Llengua Catalana” no quisimos dejar pasar esta oportunidad de reunirnos un día fuera de las aulas, para saborear este “condumio” al mismo tiempo que practicábamos un poco del vocabulario culinario con una de las tradiciones más populares de nuestra tierra.














8 comentarios:

* HADA ISOL dijo...

Me ha gustado mucho! de bo decirte que admiro toda la cultura catalana y esto que cuentas desde hoy lo atesoro como todo lo que he aprendido de mis muchos y muy queridos amigos catalanes en esta red! moltes gràcies!!!!!!!!!

Jesús dijo...

Este año invitado por un amigo en su torre hicimos una caçotada desde el principio hasta el final. Quiero decir que nosotros mismos extraímos los calçots de la tierra, los preparamos, los asamos y nos los comimos. Y tengo que decir que han sido los calçots más sabrosos que he comido en mi vida. Es una costumbre muy sana y apetitosa y aunque el producto sea pobre el resultado es excelente porque además siempre se degusta en compañía que es la mejor forma de hacer un ágape.
Un abrazo

Gabriela dijo...

Hola Quidquid:
Empiezo por agradecer tu visita y el saludo en mi blog.
He paseado por el tuyo, y te animo a no dejarlo.
Esta entrada de la calçotada me ha hecho pensar en mi bisabuelo catalán al que no concí porque no coincidimos en el tiempo. Gracias por eso.
Y desde el Hemisferio Sur, reciban con alegría la primavera. Acá en cambio estamos entrando al otoño.
Saludos desde Lima y gracias otra vez.

Isabel Estercita Lew dijo...

Veo que en este blog se puede aprender mucho, nunca había oído hablar de La Calçotana pero me dio hambre.
Gracias por tu visita, nos seguimos viendo.
Cariños

El Señor de Monte Grande dijo...

Gracias por acercarme parte de la cultura de tus tierras.

Un abrazo desde MG

JESUS y ENCARNA dijo...

y lo ricos que están!!!, gracias por tu visita, volveré por aquí en cuanto pueda.
Petonets
Encarna

Juan Antonio Martínez dijo...

Muy buenas las cebollas, y sobre todo la salsa.
Espero poder disfrutar con vosotros de una calçotada.
Una abraçada

Quidquid dijo...

a mi m'agraden els calçots