lunes, 2 de mayo de 2011

El Cabo de Gata

Una sinuosa carretera nos lleva por un promontorio de roca volcánica...










La vegetación intenta crecer en un lugar donde no hay prácticamente tierra, sólo agrestes rocas batidas por la fuerte brisa marina...








Las pequeñas plantas buscan entre las grietas de la roca algo de protección...










Hay algunas... muy atrevidas, hasta lucen bonitas flores...


En el otro lado de la carretera tenemos el mar y de pronto surge una punta que se adentra unos metros en su azul... es el Cabo de Gata!

El nombre de este cabo no se refiere al felino, como a simple vista parece, sino que proviene de la época romana... En esta zona abundaban piedras semipreciosas que los romanos recogían... entre ellas muchas "ágatas" y de ágata deriva el nombre al perder la primera "a".









La costa en esta zona sigue teniendo el mismo aspecto volcánico, sin casi vegetación o de muy pequeño tamaño...




El viento soplaba con intensidad... pero no restaba belleza al paisaje...






Un lugar que también merece ser visitado...





3 comentarios:

Lao dijo...

Luis, con vos siempre aprendo algo nuevo. Además de tus chistes contagiosos. Gracias por todo!!

Ricardo Tribin dijo...

Luis

Tu post esta bien educativo.

La vista desde la roca hacia el mar es preciosa!

Susana Terrados dijo...

La verdad que sí, que es muy hermoso. Me encanta la foto de la flor amarilla saliendo de la roca...divina naturaleza.
No conozco el Cabo de Gata, ni porque se llama así, asi que te doy un doble agradecimiento.
Besos.