viernes, 7 de enero de 2011

La consultora y "la cuchara"


Ayer fui a un restaurante a celebrar una comida con los amiguetes y noté que el camarero que nos atendió, llevaba una cuchara en el bolsillo de su chaleco. Me pareció un poco extraño pero no le di mayor importancia.
Sin embargo, cuando el encargado nos trajo la carta, pude notar que él también tenía una cuchara en el bolsillo de su chaqueta, miré entonces alrededor del salón y vi que todos los camareros tenían una cuchara en sus chalecos.
Cuando el camarero regresó a tomar nota del pedido, le pregunté: ¿Por qué la cuchara?
Bueno, me explicó, los dueños del restaurante contrataron a la consultora Andhersshoen, expertos en eficiencia, con el objeto de revisar todos nuestros procesos.
Después de semanas de análisis estadísticos, concluyeron que a los clientes se les caía la cuchara un 73 % más frecuentemente que los otros cubiertos. Eso representa una frecuencia de caídas de 3 cucharas por hora y mesa. Si nuestro personal se prepara para cubrir esta contingencia, podríamos reducir el número de viajes a la cocina y ahorrar aproximadamente 0,5 horas-hombre por turno.
En el momento en que terminamos de hablar, escuché un sonido metálico en la mesa de atrás. Rápidamente, el camarero reemplazó la cuchara caída por la que llevaba en su chaleco, y me dijo: Cogeré otra cuchara cuando vaya a la cocina en lugar de hacer un viaje extra para buscarla ahora. Me quedé impresionado. Gracias, le dije, me deja boquiabierto. No hay problema, contestó, y continuó haciendo su trabajo.
Mientras todo el mundo hablaba y reía, continué curioseando a mi alrededor, y fué entonces cuando observé un fino hilo colgando de la bragueta de otro camarero. Rápidamente, recorrí con la mirada el salón observando, con cierto esfuerzo visual, que todos los camareros llevaban el mismo hilo negro colgando de sus braguetas.
Mi curiosidad fue mayor entonces, y cuando el camarero se acercó a nuestra mesa le pregunté: Perdóneme, pero, ¿por qué....eh...o para qué ese hilo?.
¡Oh sí!, contestó, y comenzó a hablarme en un tono más bajo. No mucha gente es tan observadora, me dijo, y continuó: La consultora de eficiencia de la que le hablé, encontró que nosotros también podíamos ahorrar tiempo en el baño.
No me diga, respondí.
Vea, me dijo, atando este fino hilo a la punta de nuestro, eh......, de uno mismo, podemos sacarla sobre el water sin tocarnos, y de esa forma eliminar la necesidad de lavarnos las manos, acortando el tiempo consumido en el baño en un 93%.
¡Qué bien! dije, eso tiene sentido.
Pero luego, pensando en el proceso, volví a preguntarle: Espere un momento. Si la cuerda le ayuda a sacarla, ¿como la vuelve a guardar sin tocarla?
Bueno, me susurró. Yo no sé como lo harán los otros, pero yo uso la cuchara...
Si se entera la consultora...

10 comentarios:

Susana Terrados dijo...

Tengo que confesarlo, en un principio creía que era cierto...lo de la cuchara...jeje
Pero menos mal que luego me dí cuenta porque me estalló la carcajada.
Gracias por estas risas de enero.
Saludos.

Gabriela dijo...

¡Qué (ch)asco! ja, ja

Ricardo Tribin dijo...

Sensacional!

Te deseo lo mejor en el 2011 con o sin la cuchara!

emejota dijo...

Gracias por hacerme reir esta mañana. Un fuerte abrazo.

Cornelivs dijo...

Feliz fin de semana.

Jesús y Maria Angeles dijo...

Feliz año os deseamos de corazón
Jesús y Mariangeles

carmen dijo...

Qué bueno Luis... es que me troncho... jajaja!

Saludos!

un sitio diferente

Marina-Emer dijo...

querido Luis...despues de desearos que tengais el año 2011 muy feliz te agradezco tu visita a mi blog ya que me senti llena de jubilo pensando que estemos entrando en año de felidad y paz que en el mundo necesitamos...
muy gracioso el relato del restaurant y las cucharas de los camareros...fantastico...
un cordial abrazo
Marina

Alimontero dijo...

jajajajajajajaj!!! cómo me has hecho reir hombre.. y y0 que te leía tan en serio y absorta en el tema....

bueno, muy bueno!!

saludos majo!


Ali

Pitufa. dijo...

Hola de nuevo tengo que reconocer que es usted muy bueno con lo de los chiste gracias por alegrarme la mañana , un saludo de pitufa.