martes, 18 de noviembre de 2014

Nocturno en Tarragona

En el paseo nocturno de hoy no quiero mostraros tragedias como las de la anterior entrada. Os invito a que me acompañeis por una ruta urbana por la Tarraco moderna...
Son las 20 horas y corre un viento fresco que invita a estar en casa, pero hay que hacer un poco de ejercicio para mantenerse en forma...
Inicio del paseo por la Rambla Nova...
...donde podemos ver que el tránsito de peatones es "denso" como el de vehículos...
Al llegar a la Fuente del Centenario es obligado tomar alguna fotografía...
La fuente tiene en sus extremos cuatro grupos de figuras (una masculina y un animal) que representan los cuatro puntos cardinales:Un oso y su acompañante (Europa) al Norte; un hipopótamo y joven subsahariano al Sur; un elefante y hombre con turbante al Oriente y un cocodrilo y su acompañante (América) al Occidente...
Se construyó en el año 1954 y su escultor fue Josep Viladomat i Massanas... cada figura mide 1,5 metros...
Seguimos por la Rambla hasta el Balcón del Mediterráneo y allí encontramos otra fuente: El Niño de la Oca, de la que os hablé en una entrada anterior (Paseo nocturno y el "Nen de l'Oca")
Dejamos el mirador y nos vamos por el Paseo de las Palmeras... donde lo primero que encontramos es la zona ajardinada...
...donde un explendido palmito parece darnos la bienvenida...
Como podreis ver la afluencia de público es impresionante...
Ni siquiera la señora que saca a pasear a su perrito...
...ni el mendigo que se refugia en un cajero para resguardarse del frío...
Sólo algún despistado como el presente...
...que hace compañía a las palmeras del paseo...
Al iniciar el regreso una primera vista al puerto de Tarragona y ya nos encontramos con el monumento a Roger de Lauria...
Es obra del arquitecto Ramón Salas Ricomá, de bronce y se instaló en 1889. Se alza la figura del almirante recordando si cabe aquella frase célebre: "Que a partir de ahora no habrá pez que se atreve a sacar la cola si no lleva atada la bandera con las cuatro barras de nuestro señor rey de Aragón"
Regresamos por la Rambla  donde ya podemos ver ¡los adornos navideños!
Lamentablemente no hemos podido dar las buenas noches a nadie  porque a pesar de no ser todavía las 21.- horas, la ciudad ¡duerme!... Pues ien, ¡buenas noches a todos! y gracias por acompañarme.

3 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Hermosopaseo, digno de ser disfrutado.
Pero Luis ha de ser la hora de alguna comedia o partido de futbol ja ja
Que lastima que los seres no sepan disfrutarlo que tienen

Saludos

LAO Paunero dijo...

¡gracias Luis por este hermoso paseo!!

Gabriela dijo...

Buen paseo, refrescante.