domingo, 6 de noviembre de 2011

Una paloma blanca...






Es el título de una canción y un símbolo pero no voy a referirme a ellos...


Durante las horas del día, la playa presenta un aspecto muy diferente a cuando se oculta el sol...




Al anochecer sólo quedan las hamacas a la espera de ser retiradas...








Será entonces cuando aparecen unos nuevos pobladores...
Van buscando restos comibles que hayan podido dejar los habitantes diurnos...







Todas ellas. a excepción de una con plumaje oscuro, son palomas blancas...


Hay alguna que se siente romántica...

Pero , en general, su principal problema es la búsqueda de alimento... ¿Por qué?, muy fácil... el ayuntamiento ha editado unas normas en las que se prohibe dar de comer a las palomas. Las razones son obvias: ¡las palomas ensucian! y son demasiadas... Me parece muy correcta esta ordenanza, pero si tuviésemos que prohibir todo lo que ensucia o todos los que ensucian, se tendrían que editar muchas ordenanzas ¿ no ?
La paloma blanca es el símbolo univeral de la paz y del alma. En la Biblia, al regresar el Arca de Noé, con una rama de olivo en el pico, reveló el fin del diluvio. En el cristianismo es el símbolo del Espíritu Santo y se asocia al bautismo. En la Roma clásica estaba consagrada a Venus y en China representa la fertilidad.

Si puedo me salto la norma... y les doy de comer!

1 comentario:

Lao dijo...

con la naturaleza no se puede jugar ni reglamentar la búsqueda del equililbrio que el hombre altera. Muy bueno Luis!!