domingo, 8 de noviembre de 2009

Betsabé junto a la fuente

Sucedió que una tarde, después de levantarse David de su lecho y estando paseando por la terraza del palacio, vio una mujer que estaba lavándose. Esta mujer era muy bella. David hizo que se informasen sobre aquella mujer, y le dijeron; "Es Betsabé, hija de Eliam, mujer de Urías el Jeteo." Entonces David mandó mensajeros a buscarla. Vino ella a su casa y él se acostó con ella; ella acababa de purificarse de su impureza menstrual. Después volvió a su casa. La mujer concibió y mandó decir a David: "Estoy en cinta"...






Mientras que David aparece en el transfondo pintado en pequeño y esbozado en la varanda de palacio, la belleza de la mujer, con su cuerpo opulento, los pechos descubiertos y los carnosos muslos está representada en el primer plano a alcanzable proximidad.



Una mano juega con el collar.




La bella sirvienta está peinando el cabello de la dueña que nos resulta conocida de muchos cuadros de Rubens y parece corresponder al ideal de belleza flamenco, barroco, de esa época.











El abrigo de pieles negro no cubre apenas el cuerpo de Betsabé. El colorido compuesto primordialmente de tonos verdes grisáceos y encarnados, experimenta una intensa elevación por el paño rojo caído.



¿Qué carta le entrega el mensajero negro, al que le ladra el perro y mira embobado a la bella Betsabé? ¿La de David que desea verla, o la segunda en la que decía que enviaba a Urías a una campaña? Urías ya no regresa, Betsabé se convierte en reina y da a luz a Salomón.











Peter Paul Rubens vio en esta mujer a una alegre pagana, por cuya causa todo acontece: violencia e instigación al asesinato.








¿Qué se hizo del pobre Urías?

8 comentarios:

Fugaz dijo...

Aunque a veces no deje comentario alguno, me encanta la forma como nos explicas aquello que se ve en una pintura, la historia que conlleva en si misma. Esos detalles que evidentemente para quienes no entendemos de pintura (es decir YO) si nadie nos los hace ver o nos los cuenta, nunca jamas sabriamos ni aprenderiamos. En cierto modo me acercas una forma de verlos totalmente distinta y que no deja para nada indiferente. Gracias.

Que tengas una muy buena semana!!

DEMOFILA dijo...

Bello y bonito texto, me ha gustado mucho, pero no acierto a encontrar la solución.
Quizás el pobre Uria, no saliese vivo, o quizás, fuese premiado por la bella mujer por llevarle la carta, no sé, no me aclaro, volveré a leerlo y releerlo, a a ver si encuentro, la solución, aunque la veo un poco dificil.
Dado un vuelta, me he encontrado con tu blog, me alegro de haber entrado a leerte, volveré.
Un fuerte abrazo, aqui tienes una nueva amiga,si quieres.

Marina-Emer dijo...

que maravilla Luis ...me has hecho recordar la primera vez que yo vi estos cuadros...bueno y tengo la historia de algunos cuadros de Rubens...un abrazo y gracias por estas maravillas que nos haces volver a recordar.
abrazos
Marina

Franziska dijo...

Bueno, todo eso ocurrió porque no existía el divorcio para legalizarlo. De cualquier modo, la voluntad de ella para obedecer o negarse es algo que no se espera de ninguna mujer de la época en la que los deseos del rey son acatados sin que haya otra opción que la obediencia o la muerte. Y éste no fue el primero de la Historia ni el último en deshacerse de un marido que estorbaba.

Quidquid dijo...

Hola Demofila:
Trato de aclararte lo de Urías.
Urías era el marido de Betsabé...
David (el rey, dueño y señor)llama a Betsabé y... a su marido lo envia a una campaña... de la que no vuelve... claro!
Agradezco tu visita y espero sigas viniendo por esta tu casa.
Un cordial saludo,
Luis

Abuela Ciber dijo...

Contestando tu pregunta: ni idea...

Cariños

Cornelivs dijo...

Interesantisimo post, basado en la historia biblica.

Me ha encantado.

Un abrazo.

Basurero Usurero dijo...

Cosa seria la que escribes. Suerte.