sábado, 11 de octubre de 2014

Agua, juncos y luz...

Atardecer de un día de otoño... una agradable temperatura... un paseo por una de las plazas de nuestra ciudad, en el centro de la cual una fuente iluminada nos invita a sacar de la funda la máquina fotográfica...
Sus surtidores no son de gran altura pero si forman un "simpático" contraste con el arbolado que la rodea...
Un puente permite el paso por el centro de la fuente...
....y unos juncos ocupan sus laterales...
...formando como una varandilla...
...que da unos reflejos en el agua muy "fotogénicos"...
El lago estaba habitado por una familia de ánades... que hoy han desaparecido, quizás por la crisis o, más bien por actos "gamberrísticos". Actualmente la fauna brilla por su ausencia, siendo las palomas las únicas que utilizan sus abrevaderos y "baños públicos"...
Los aspectos lumínicos varían con diversas tonalidades...
...azules, verdes, rosas...
...con pequeñas variaciones de las formas...
Aquí puede verse el tamaño en relación con la persona que cruza el puente...
El nombre del lugar (que no lo había puesto) es la Plaza Imperial Tarraco de la ciudad de Tarragona.
Y, como siempre, los puntitos blancos que salen en varias fotografías son de la humedad que tenemos que soportar los habitantes de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad.
Agua, juncos y luz...

5 comentarios:

Genín dijo...

Con el día lluvioso que hace hoy y la bajada de la temperatura, ya da un poco de frío tu post :)
Salud

LAO Paunero dijo...

¡lindas imágenes! ¡saludos Luis!

Gabriela dijo...

Por acá también, la humedad es una presencia constante. Tal vez me sentiría en casa en Tarragona.

esteban lob dijo...

Como siempre, estimado Lluis, son aciertos fotográficos. Tanto que me parece sentir la humedad.

Josefa dijo...

PRECIOSAS IMAGÉNES. E INFORMACIÓN DEL LUGAR. ME HA ENCANTADO TODO EL POST.
UN ABRAZO.