domingo, 16 de septiembre de 2012

Fachada "Gótica"

El arte gótico se muestra en numerosas construcciones de la ciudad de Barcelona y una de las muestras más significativas la tenemos en la Basílica de Santa María del Mar: la "Catedral de la Ribera"...
Descendiendo por la calle de la Platería (carrer de l'Argenteria), lugar que debe su nombre al gremio de plateros que allí vivían, llegamos a una pequeña plaza que nos permite ver la fachada...
...de un estilo "Gótico uniforme ", dado que su construcción se realizó en un plazo muy corto de sólo 54 años, siglo XIV.
Los gremios del Barrio de la Ribera, con su dinero y con su trabajo, fueron quienes  participaron en su construcción en fuerte competencia con la monarquía, la nobleza y el clero que promovían, en las mismas fechas, la construcción de la Catedral de Barcelona...
...diseñada por los arquitectos Berenguer de Montagut y Ramón Despuig, se colocó la última piedra el 3 de noviembre de 1383...
Entramos...
...una gran nave central y dos laterales sin crucero...
...con enormes columnas octogonales...
...bóvedas de crucería sencillas ...
...un interior amplio y luminoso con el gran rosetón en la fachada...
y delicados detalles...
Como curiosidad: el espacio entre columnas es el más ancho de todas las iglesias góticas de Europa.
Las enormes piedras necesarias en su construcción eran portadas por los "bastaixos", desde las canteras de la montaña de Montjuich o desde el puerto de Barcelona, en una especie de cestos adaptados a la espalda... En la puerta principal se puede ver uno de estos porteadores
La Basílica de Santa María del Mar, ha sufrido diversos accidentes: un fuerte terremoto destruyó parte de la fachada y un gran incendio durante la Guerra Civil... pero, hoy es el ejemplo más emblemático del gótico catalán.

2 comentarios:

Felipe Tajafuerte dijo...

Tengo que volver a visitar Barcelona, hace ya mucho tiempo que no lo hago. Además no he llegado nunca a conocer Santa María del Mar, siempre la relegué y no sé por qué. Un saludo desde mi mejana

Lao dijo...

Gracias Luis ¡lindo e interesante! UN ABRAZO