viernes, 1 de abril de 2011

Nuevas tecnologías...


Con la nueva tecnología aplicada para la fertilidad, una mujer de 65 años dio a luz a un bebé. Cuando salió del hospital y fue a su casa, fue la novedad, llegaron sus familiares a visitarla...

-¿Podemos ver al bebé? preguntó uno de ellos.

-Todavía no, dijo la flamante madre de 65 años, pronto.

Pasó media hora y otro de los familiares preguntó ya preocupado:

-¿Ya podemos conocer al nuevo bebé?

-Todavía nooooooooooo, dijo la madre..

Pasó otro rato, y volvieron a preguntarle, impacientes, a la madre:

-Pero bueno, ¿cuándo vamos a ver al bebé?

-Cuando llore, fue la respuesta.

-¿Cuándo llore?, preguntaron. ¿Por qué tenemos que esperar hasta que llore?

-!!!Corchos!!!, porque no me acuerdo dónde lo puse...

9 comentarios:

Gabriela dijo...

ja, ja, ja
Irónica forma de ilustrar las circunstancias en que las nuevas tecnologías pueden entrar en conflicto con la vida cotidiana.

Susana Terrados dijo...

Muy bueno, pero que muy bueno...como si fuera el téléfono móvil....
Besos.

Rud dijo...

Estimado Luis
¡Excelente! En verdad es un chiste cruel, lo digo por el bebé, pues todos tenemos un tiempo para cada cosa; me da mucha pena por los críos nacidos de madres demasiado maduras, pues en cambio de madre la criatura tiene abuela.
Que pases un bellísimo fin de semana

Tia Lelé dijo...

jajaja muy bueno Luis.Un Abezo y buen Finde

Cyrano dijo...

Bravaso el chiste,con su buena dosis de crueldad

esteban lob dijo...

Hola Luis:

Es el mejor chiste que he leído desde hace tiempo, aunque más cruel que para sus partidarios la derrota del Madrid ante el Gijón.

Un abrazo.

JAVIER AKERMAN dijo...

Mi querido Luís, que humor más "ácido" pero coherente con la realidad. ¡Cada cosa a su tiempo! ¡Cada edad con su propia vivencia!
No intentemos cambiar la naturaleza por mor de ficticias necesidades ilusorias.
Un fuerte abrazo.

Lao dijo...

SÁTIRA DE HUMOR BIEN APLICADA!! Un abrazo y de acuerdo con tu mensaje.

Franziska dijo...

Ja, ja, tiene gracia. Lo mismo que hacemeos con el móvil. Cada cosa a su tiempo.