jueves, 10 de marzo de 2011

Saber argumentar...


Una empleada doméstica pidió aumento de sueldo.
A la señora no le sentó muy bien la solicitud, así que le preguntó:
-María, ¿por qué crees que mereces que te aumente el sueldo?
-Señora, hay tres razones:
La primera es que yo plancho la ropa mejor que usted.
-¿Quién te ha dicho que planchas mejor que yo?
-Su esposo, señora.
-¡Oh, vaya!
-La segunda razón es que yo cocino mejor que usted.
-Eso es puro cuento, ¿quién te ha dicho que cocinas mejor que yo?
-También su esposo, señora.
-¡Ah, caramba!
-Y la tercera razón, y la más importante, es que yo soy mejor que usted en la cama.
Al oírlo, la señora, completamente descompuesta y gritando le pregunta a la empleada:
-¿Mi esposo te ha dicho eso?
-No, señora .... de momento me lo ha dicho el jardinero.

LA SEÑORA LE AUMENTÓ EL SUELDO

3 comentarios:

Luz dijo...

¡Muy bueno!,pero yo la pongo de "patitas" en la calle(por si acaso)jajaja,un saludo,LUZ.

Gabriela dijo...

Con un argumento tan sólido...
:D

Javier Martinez V. dijo...

jajajaja... con ese argumento si se merece un buen aumento jajajajaja...